Las múltiples posibilidades de la iluminación hogareña

A la hora de diseñar nuestros hogares, la utilización de lámparas y luminarias juega un papel muy importante. La iluminación de los espacios puede resaltar las mejores características de un hogar si es realiza correctamente, o bien aumentar los defectos si no se aprovechan sus beneficios.

La iluminación de interior y de exterior, por ejemplo, requieren tecnologías y aplicaciones totalmente distintas. Incluso en espacios cerrados, el uso que se le dé a cada ambiente puede modificar drásticamente la forma en que debe ser iluminado.

A esto se suman otros factores como el presupuesto de cada proyecto, las preferencias estéticas o la multiplicidad de propósitos que se le otorga a algunos ambientes. 

Lo ideal siempre es elaborar un diseño de iluminación, es decir un plan que contemple todos estos problemas. Como no siempre es posible, en este artículo te brindamos algunas soluciones sencillas y económicas que te ayudarán a mejorar la iluminación de tu hogar.

Elige las bombillas adecuadamente

Cuando se piensa en la mejor forma de iluminar un ambiente, alguien podría suponer que hay una fórmula que resulte ser la más efectiva en todos los casos posibles. Sin embargo esto no podría estar más alejado de la realidad.

Lo cierto es que tanto el estilo y tamaño de las lámparas como la tecnología que utilizan las bombillas va a depender de muchos factores que pueden modificar el efecto deseado.

Por ejemplo, las luces LED que están muy de moda en la actualidad son ideales para alumbrar sectores de la casa que han quedado en las sombras, por su capacidad para ser orientadas. 

Además, el hecho de poder regularlas favorece a aquellos ambientes dinámicos en los que puedes necesitar más o menos luz según el caso. Un muy buen aprovechamiento de esta tecnología es colocarlas bajo las encimeras de la cocina para que ninguna parte de tu mesada quede en la oscuridad.

En ambientes de alto uso lumínico, sin embargo, es recomendable utilizar luces de bajo consumo, que pueden ser halógenas o bien fluorescentes, ambos modelos que reemplazan a las obsoletas bombillas luminiscentes, prohibidas ya en muchas partes del mundo.

Este tipo de lámparas pierde sus ventajas cuando se prenden y apagan constantemente como en la iluminación de baños, ya que utilizan mucha más energía en esa acción que en mantenerse prendidas. Sin embargo conservan los problemas de tener baja durabilidad y ser dañinas para el medioambiente.

Apuesta por la diversidad lumínica

Otro error muy común entre quienes se lanzan a remodelar las luces del hogar es optar por un sólo estilo. La luz tiene un efecto muy fuerte sobre nuestro organismo y afecta nuestros estados de ánimo así como la visión.

Una mayor variedad en estilos, potencia y temperaturas le otorgará a tu hogar la belleza estética que estás buscando. A la vez esta estrategia evita tener que renovar todas las lámparas de tu casa y así no dañar tu economía.

Nuevamente en este caso se debe considerar la funcionalidad de cada espacio. Por ejemplo, en zonas de trabajo o ambientes que en general requieren más concentración, se debe optar por luces de colores fríos como el blanco.

Mientras que en los dormitorios, bibliotecas y demás lugares de descanso o relajación es mejor utilizar luminarias más cálidas, en colores como el amarillo o el naranja.

No uses un sólo tipo de lámpara

Algunos problemas no puede solucionarse simplemente aumentando la potencia o la temperatura de las bombillas. Si sólo dispones de lámparas de techo, por ejemplo, nunca podrás evitar el indeseado contraste de luces y sombras.

Para eso existen muchos tipos de luminarias que, además de proveer una iluminación homogénea en cada ambiente, realzan la calidad estética de los espacios de interiores.

Sobre la mesa del comedor, por ejemplo, viene bien colocar luces colgantes, siempre que no queden muy cerca de la superficie. En las mesas de luz o cualquier otro lugar de lectura, una lámpara con cabezal orientable son muy útiles para leer en posiciones cómodas.

Las lámparas de pie son una solución para iluminar rincones o espacios que tienen poca luz natural. Si tienes la TV enfrentada al sofá, ayudan a iluminar sin crear reflejos ni alumbrar directamente, lo cual cansa la vista y genera estrés.

Aprovecha la luz natural

Este concepto es fundamental en la tarea de cualquier arquitecto o diseñador que se dispone a crear el plan de iluminación de una vivienda. La luz del sol es la que mejor complace a la vista por motivos evolutivos.

Realizar un correcto aprovechamiento de la luz natural le dará a tu hogar una armonía visual incomparable, a la vez que te ahorrará mucho dinero en la factura de luz.

Consejos para iluminación de exteriores

Los espacios abiertos cuentan con el beneficio de la luz natural durante todo el día, y es por eso que suelen ser los peor iluminados durante la noche. En estos casos se debe optar por luminarias que cumplan objetivos específicos para no desaprovechar la energía.

Los faroles pueden ofrecer soluciones en casos en los que se precise alumbrar un jardín amplio, y aún mejor si se puede regular su intensidad según la ocasión.

Si se piensa en luces decorativas como las que iluminan la vegetación o las que se colocan en escalones y dentro de las piletas, no hay mejor opción que los LED. La orientación en estos casos es sumamente importante para enfocar el brillo en el objeto deseado.

Una lámpara que ilumina en todas las direcciones inevitablemente tendrá un bajo rendimiento energético. Además, las lámparas de LED son la opción ideal para quienes tienen algún nivel de conciencia ambiental.

Basta tan sólo con observar los resultados de políticas energéticas como la del municipio de Los Realejos en Tenerife. Allí se llevó a cabo una renovación de las lámparas por luces LED y de sodio de bajo consumo. Como resultado se logró reducir el coste energético en un 50% además de dejar de emitir 500 toneladas anuales de CO2.

A modo de resumen podemos decir que las luces LED pueden ofrecer soluciones a casi todos los problemas de iluminación interna y externa en los hogares. De todos modos, su rendimiento depende en alto grado de una buena instalación.

Para aprovechar al máximo las ventajas de esta tecnología es de suma importancia elegir correctamente marcas de la mejor calidad y tener en cuenta las especificaciones de cada bombilla en cuanto a color e intensidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Name *